Poema: Arranqué una pluma al pavo real que se escapaba volando.

DSC_1189
Arranqué una pluma al pavo real que se escapaba volando,
Es bella pero, no puede volar por sí misma, en el sótano del hospital.
Hay unos cuadros horribles, pero no son clínicos sino abstractos.
Conocí a los lagartos que se beben nuestros análisis mientras estaban
nadando...
Todo coincidiendo con la abdicación de campechano, e inventé la fregona
para techos:
Hay mucho que lavar en los cielos y poco que alabar en los suelos.
La flor y la tortuga en el estanque, me fumo la tortura del estanco
entre dientes de león.

Las agujas de líquido blanca llevan semen de Jabalí, o de Yah-Baal: El
malo conocido,
Una vez es así que prefiero no conocer al bueno por conocer sin
renunciar a ser bueno.
Me gusta tensar el culo o el brazo después y correrme encima con el
líquido equivocado...
En ese barrizal de jabatas, que creen en curas. Que creen que curan
curas con electroshock.
Que sí, aprendí una runa de las manos de un cura al que practicaban
electroconvulsión.
Nunca hablaba y nunca hablaba solo, y solo dijo que las bendiciones no
son para cualquiera.
Como dijo Hermannn Hesse, sólo para locos en el teatro de los sueños, y
los locos, sueños son.

Autor: picoteleno
Imágen: Amelia Burke
Anuncios
Esta entrada fue publicada en arte y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s