Psicofármacos en centros de menores

LA ONU DA UN AVISO A ESPAÑA POR LA ADMINISTRACIÓN DE PSICOFÁRMACOS EN LOS CENTROS DE REFORMA

• Los calmantes y otros medicamentos se han convertido en las ‘camisas de fuerza’ de los centros de menores. Cuestionados por los suicidios y las denuncias de abusos y maltratos, ahora están bajo sospecha por la utilización abusiva de fármacos como método de castigo o de contención para los chicos más conflictivos.

centrosdemenoresReportaje por: Jaime Barrientos

La utilización de psicofármacos –ansiolíticos, tranquilizantes, antidepresivos…– en los centros de menores españoles como forma de castigo, medida de contención y hasta de coacción ha llegado a Naciones Unidas. El pasado mes de noviembre, el Comité contra la Tortura de la ONU volvió a mostrar al Gobierno español su inquietud por los episodios de aislamiento que se producen en estos centros y por “una administración de fármacos que se realizaría sin adecuadas garantías”. Eso, sin contar con los suicidios o las denuncias por abusos y malos tratos, que han puesto a estas instituciones –sobre todo, las gestionadas por manos privadas– en el punto de mira de las organizaciones de derechos humanos.

“Me ponían hasta la bola de pastillas. Nunca me dijeron qué eran ni
para qué servían; un educador me comentó que una de ellas era
Trankimazin [un fuerte ansiolítico que tiene como efecto secundarios
el adormecimiento]. Se me caía la baba. Me fueron dando cada vez
más, incluidos protectores del estómago porque las pastillas eran
muy fuertes y me provocaban diarrea. Cuando salí, en abril de 2008,
me dieron un paquete con pastillas para que poco a poco me las
fuera quitando. Las tiré a la basura y me dio mucho mono, insomnio
y nervios”. Quien relata su experiencia es J., un chaval que estuvo
interno en el Centro de Reforma de Pi i Gross, en Castellón.

Si quieres continuar leyendo este texto pincha aquí para descargar el archivo en pdf: Psicofarmacos en centros de menores

Anuncios
Esta entrada fue publicada en abusos, denuncia, farma, maltrato, menores, prisión, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.